MVC
- 16 de abril de 2007 -
English Português
Evangelio
Meditación
Archivo
Subsidios
Quienes somos
Enlaces
Ticker
Comparta NE
Escríbanos
Ayude a NE



Otros recursos:

Exhortación apostólica post-sinodal del Papa Benedicto XVI "Sacramentum caritatis"

Conferencia de L.F. Figari en el Congreso Mundial de Movimientos Eclesiales (texto resumido-versión oral)

Encíclica del Papa Benedicto XVI "Deus caritas est"

Mensaje final del Sínodo de los Obispos sobre la Eucaristía

Entrevista al Fundador del Movimiento de Vida Cristiana sobre el Sinodo

Noticias de la Familia Sodálite

Noticias del Fundador de Movimiento de Vida Cristiana

Noticias del Sodalicio de Vida Cristiana

¡Gratis! Tema alusivo a Noticias Eclesiales para tu pocket pc

Descargue Gratis libro electrónico con la Carta Encíclica Ecclesia de Eucaristía

Carta Encíclica Ecclesia de Eucaristía del Papa Juan Pablo II

Descargue Gratis devocionario mariano "Con María en Oración"

Haga de ésta su Página Inicial

Este site publica también en formato RSS

 

- Búsqueda -

 
 

Papa expresa su agradecimiento a Dios al celebrar 80 años de edad

Roma, 16 (NE – eclesiales.org) Celebrando el II Domingo de Pascua, fiesta de la Divina Misericordia, el Papa Benedicto XVI presidió ayer una solemne celebración en la Basílica de San Pedro, con la que celebró asimismo su octogésimo cumpleaños. El Papa Benedicto XVI cumple hoy lunes 16 de abril 80 años de edad y el jueves 19 su segundo aniversario de pontificado. “Nos hemos reunido para reflexionar sobre el cumplimiento de un no breve periodo de mi existencia –dijo el Papa en su homilía-. Obviamente, la liturgia no debe servir para hablar de uno mismo, sin embargo, la propia vida puede servir para anunciar la misericordia de Dios”.

En sus palabras el Pontífice expresó su agradecimiento a Dios “porque he podido vivir la experiencia de lo que significa 'familia'; he podido experimentar lo que significa la paternidad, de modo que la palabra Dios como Padre se me hizo comprensible desde lo interior”. “Frente a Él –continuó- tenemos una responsabilidad y al mismo tiempo Él nos dona la confianza, porque en su justicia aparece siempre la misericordia y la bondad con la que acepta también nuestra debilidad y nos sostiene, de modo que poco a poco comenzamos a caminar derecho”.

También agradeció a Dios por haber podido “experimentar profundamente lo que significa la bondad materna, siempre abierta a quien busca refugio” y a “mi hermana y hermano, que con su ayuda, siempre han estado fielmente cerca a lo largo de mi vida”. “Agradezco particularmente porque, desde el primer día, pude entrar y crecer en la gran comunidad de los creyentes”, agregó.

El Papa recordó más adelante su llamado a la vida sacerdotal. “Él, el Señor, no es solamente Señor, sino también amigo. Él ha puesto su mano sobre mí y no me dejará. La amistad de Jesucristo es amistad de Aquél que hace de nosotros personas que perdonan, de Aquel que también nos perdona, nos levanta continuamente de nuestra debilidad y así nos educa, infunde en nosotros la conciencia del deber interior del amor, del deber de corresponder a su confianza con nuestra fidelidad”.

Participaron de la Santa Misa varios cardenales, arzobispos y obispos, religiosos y religiosas así como miles de peregrinos. También estuvieron presentes personalidades políticas y los miembros del cuerpo diplomático.