MVC
- 22 de febrero de 2010 -
English Português
Evangelio
Meditación
Archivo
Subsidios
Quienes somos
Enlaces
Ticker
Comparta NE
Escríbanos
Ayude a NE



Otros recursos:

Exhortación apostólica post-sinodal del Papa Benedicto XVI "Sacramentum caritatis"

Conferencia de L.F. Figari en el Congreso Mundial de Movimientos Eclesiales (texto resumido-versión oral)

Encíclica del Papa Benedicto XVI "Deus caritas est"

Mensaje final del Sínodo de los Obispos sobre la Eucaristía

Entrevista al Fundador del Movimiento de Vida Cristiana sobre el Sinodo

Noticias de la Familia Sodálite

Noticias del Fundador de Movimiento de Vida Cristiana

Noticias del Sodalicio de Vida Cristiana

¡Gratis! Tema alusivo a Noticias Eclesiales para tu pocket pc

Descargue Gratis libro electrónico con la Carta Encíclica Ecclesia de Eucaristía

Carta Encíclica Ecclesia de Eucaristía del Papa Juan Pablo II

Descargue Gratis devocionario mariano "Con María en Oración"

Haga de ésta su Página Inicial

Este site publica también en formato RSS

 

- Búsqueda -

 
 

Movimiento de Vida Cristiana celebra 20 años de peregrinar en Colombia

Medellín, 22 (NE – eclesiales.org) Con una Solemne Eucaristía, presidida por Mons. Alberto Giraldo Jaramillo, Arzobispo emérito de Medelllín, el Movimiento de Vida Cristiana en Colombia celebró los 20 años de peregrinar en esas tierras. A la Eucaristía siguió un encuentro festivo en el que en un ambiente familiar se compartieron cantos y testimonios.

Monseñor Giraldo invito en la homilía a tomar una actitud de discípulos y leer la historia de cada uno y la del movimiento “a la luz de la fe ... y a poner el futuro en sus manos para ser fiel”. Al final de la Eucaristía integrantes del Movimiento rindieron un homenaje a Mons. Giraldo al concluir su ministerio como Arzobispo de Medellín. Una familia se acercó a ofrendarle una talla en madera representando al Señor Jesús crucificado y en sus palabras de agradecimiento Mons. Giraldo Jaramillo se refirió a sus conversaciones con el Fundador del Movimiento de Vida Cristiana, D. Luis Fernando Figari, y en palabras muy sentidas expresó sus sentimientos de comunión con la familia sodálite.

El encuentro que siguió a la Eucaristía, contó con diversas manifestaciones artísticas de música y baile. Se inició con un saludo de Eduardo Regal, Coordinador general del Movimiento de Vida Cristiana, quien luego de manifestar su alegría por participar de la celebración, exhortó a los participantes tomar conciencia de “qué grande ha sido el Señor con nosotros”. “¡Qué bueno ha sido Dios con nosotros!, ¡cuántas bendiciones nos ha dado!” dijo, para terminar citando la frase del Fundador: “Avanzando, Señor, avanzando”.

Durante el encuentro se compartieron diversos testimonios, recordando algunos hitos del Movimiento en los distintos lugares y compartiendo la experiencia de vida cristiana y compromiso. Adultos, jóvenes, consagrados, familias, todos manifestaron la bendición de la espiritualidad sodálite, y el ardor por lanzarse al horizonte de la misión.

Hacia el final de la celebración se dio lectura al mensaje que el Fundador del Movimiento de Vida Cristiana, Luis Fernando Figari, envió a los participantes. Invitó primeramente a los miembros del Movimiento de Vida Cristiana en Colombia a dar gracias a Dios por las abundantes “muestras del amor de Dios” y a descubrir en ello su “pedagogía amorosa”. Destacó en particular la bendición de “tantos jóvenes” que han respondido “al llamado a una vida de plena disponibilidad” y se han comprometido “con un gran número de obras de anuncio evangelizador y de acción solidaria”.

Luego de agradecer los “tiernos cuidados” de la Virgen, manifiestos en los 20 años transcurridos, agradeció también a “los Pastores que nos han acompañado en estos 20 años”.

Luego de recordar los múltiples desafíos que enfrenta la misión en Colombia, exhortó a los presentes a “dar un ardoroso testimonio de nuestra convicción de Fe de que los anhelos más profundos del ser humano sólo encuentran una respuesta auténtica en el Señor Jesús, y que sólo tras sus huellas se puede construir una sociedad en la que el ser humano encuentre un ámbito de auténtico desarrollo y despliegue”.

Por ello los invitó “a recibir como María -con reverencia y ardor- el llamado de Dios. Láncense como Ella, con generosidad, sin cálculos humanos, a dar gloria a Dios, cumpliendo la obra que se nos ha encomendado en el Designio Reconciliador”.

Luego de exhortar a los participantes a renovar su amor filial a la Madre del Señor, concluyó encomendándolos a la intercesión de la Virgen de Chiquinquirá.

A las palabras del Fundador los participantes en el encuentro respondieron cantando un himno de compromiso con la santidad y la misión, que entonaron dando expresión al espíritu de familia propio del Movimiento.