MVC
- 26 de marzo de 2012 -
English Português
Evangelio
Meditación
Archivo
Subsidios
Quienes somos
Enlaces
Ticker
Comparta NE
Escríbanos
Ayude a NE



Otros recursos:

Exhortación apostólica post-sinodal del Papa Benedicto XVI "Sacramentum caritatis"

Conferencia de L.F. Figari en el Congreso Mundial de Movimientos Eclesiales (texto resumido-versión oral)

Encíclica del Papa Benedicto XVI "Deus caritas est"

Mensaje final del Sínodo de los Obispos sobre la Eucaristía

Entrevista al Fundador del Movimiento de Vida Cristiana sobre el Sinodo

Noticias de la Familia Sodálite

Noticias del Fundador de Movimiento de Vida Cristiana

Noticias del Sodalicio de Vida Cristiana

¡Gratis! Tema alusivo a Noticias Eclesiales para tu pocket pc

Descargue Gratis libro electrónico con la Carta Encíclica Ecclesia de Eucaristía

Carta Encíclica Ecclesia de Eucaristía del Papa Juan Pablo II

Descargue Gratis devocionario mariano "Con María en Oración"

Haga de ésta su Página Inicial

Este site publica también en formato RSS

 

- Búsqueda -

 
 

La auténtica devoción a la Virgen nos acerca a Jesús, señala Papa Benedicto XVI

Ciudad de México, 26 (NE – eclesiales.org) La auténtica devoción a la Virgen María "nos acerca siempre a Jesús". Así lo afirmó ayer el Papa Benedicto XVI, al rezar el Angelus ante más de 600 mil personas reunidas en el Parque Bicentenario, en Guanajuato. En el marco de su peregrinación a México, el Papa recordó a la Virgen de Guadalupe, “honrada con fervor desde hace siglos, como signo de reconciliación y de la infinita bondad de Dios para con el mundo”. El Santo Padre pidió a los fieles no olvidar “que la verdadera devoción a la Virgen María nos acerca siempre a Jesús, y ‘no consiste ni en un estéril y transitorio sentimentalismo, ni en una vana credulidad, sino que procede de la fe verdadera, que nos lleva a reconocer la excelencia de la Madre de Dios y nos inclina a un amor filial hacia nuestra Madre y a la imitación de sus virtudes’ (Lumen gentium, 67). Amarla es comprometerse a escuchar a su Hijo, venerar a la Guadalupana es vivir según las palabras del fruto bendito de su vientre”. “Confío a cada uno de sus hijos a la Estrella de la primera y de la nueva evangelización, que ha animado con su amor materno su historia cristiana, dando expresión propia a sus gestas patrias, a sus iniciativas comunitarias y sociales, a la vida familiar, a la devoción personal y a la Misión continental que ahora se está desarrollando en estas nobles tierras”. “En tiempos de prueba y dolor, ella ha sido invocada por tantos mártires que, a la voz de ‘viva Cristo Rey y María de Guadalupe’, han dado testimonio inquebrantable de fidelidad al Evangelio y entrega a la Iglesia. Le suplico ahora que su presencia en esta querida Nación continúe llamando al respeto, defensa y promoción de la vida humana y al fomento de la fraternidad, evitando la inútil venganza y desterrando el odio que divide. Santa María de Guadalupe nos bendiga y nos alcance por su intercesión abundantes gracias del Cielo”, concluyó el Pontífice.